Un día especial

Con motivo del 20 aniversario de mi iglesia se me ha dado por pensar en esos días especiales que vivimos como cristianos. Hay muchos días que se convierten en inolvidables e irrepetibles y que nos marcan.

Para mí uno de esos días fue el día de mi bautismo. 

Nací y me crié en la iglesia y recuerdo que una de las cosas que más ganas tenía de hacer era bautizarme. Creo que era por todo lo que simboliza el ser bautizado. Te bautizas cuando amas a Dios y quieres declarar públicamente que es así. Te bautizas cuando das testimonio de creyente en la congregación. Y además cuando te bautizas adquieres nuevos derechos y responsabilidades dentro de la iglesia.

Para mi el bautizarme era como casarme. "No es lo mismo tener novio que tener marido." Pensaba yo. Y no es lo mismo estar en la iglesia sin ningún compromiso que bautizarme y tener un pacto oficial hecho con Dios delante de Dios y de los hombres.  El bautismo para mi simbolizaba: "Bueno Dios, ahora si que soy tuya y te voy a ser fiel siempre." Y la Santa Cena era como un "aniversario de bodas" para recordar nuesto pacto. Eso sí, un recordatorio mensual.

Aunque nervios y emoción me dominaban a partes iguales, me acuerdo de muchas cosas que pasaron ese día tan especial para mi.  Me bauticé el 8 de septiembre de 1996, tenía 13 añitos recién cumplidos. Y aunque éramos un grupo grande de gente (a algunos ni los conocía) para mí ese día era mi día y no estabamos nada más que Dios y yo. Fue en un río, justo como yo quería. Sinceramente lo recuerdo como uno de los mejores días de mi vida porque simbolizó mucho para mi y aún a día de hoy cuando participo de la Cena del Señor me acuerdo de los "votos" de esa niña de 13 años. 

Cuando te dan las clases te dicen como te van a agarrar para echarte para atrás. Te explican que no abras la boca porque sino tragas agua y que es solo un momento pero en mi cabeza me parecía que iba a estar bajo el agua un montón y que tendría que llevar una bombona para poder respirar y ese era mi mayor miedo.  

En principio se hizo un culto y todos los que nos íbamos a bautizar estábamos juntos. La gente está a tu alrededor emocionada, haciendo fotos y sonriendote todo el tiempo. Después empiezan por fin a entrar uno a uno al agua los que van a ser bautizados y entre medias la gente canta coritos, dan palmas, hay mucha música y gozo en todos los presentes. 

Cuando fue mi turno y entré el agua estaba helada. Imagína un río de Galicia en septiembre. La cuestión es que yo ya estaba allí dentro y ya iba a cumplir con mi gran deseo y estaba feliz. De todo el día  ése es el momento más corto. Confirmas que estás allí por voluntad propia y zas, cuando te das cuenta ya estás empapado y fuera del agua y no, no te hacía falta llevar una máscara especial para respirar porque ni te enteras. 

Y salí con esta cara de alegría!!! 

Luego te felicitan todos, te abrazan te dan besos y es una fiesta muy especial. Aunque como pensaba yo en aquel momento y aún ahora: "Aquí empiza todo."  A partir de ese momento ya eres miembro oficial de la iglesia y tienes unos derechos que antes no tenías pero también unas responsabilidades y estás en la obligación de cumplir con ellas.

Desde ese día el pastor empezó a usarme en la iglesia. A los pocos días me puso a predicar. Era la primera vez que me subía al altar y tenía la responsabilidad de hablar a la congragación. Y aunque estaba muerta de miedo podía hacerlo, claro que si! yo vivía en santidad y ya cumplía con todos los requisitos de la iglesia así que para eso me había bautizado, para ser una parte útil del cuerpo de Cristo. 

Como os empecé diciendo en breve mi iglesia cumplirá 20 años. En 20 años se han bautizado muchas personas en mi iglesia pero desgraciadamente no han cumplido su pacto. No entiendo porqué hay gente que se bautiza y a los 6 meses se apartan de Cristo. ¿Será que creen que el bautismo los salva? No lo sé. Lo que si sé es que es una pena bautizar a jóvenes criados en la iglesia y que se aparten, a adultos que llegan con un primer amor que se comen el mundo, reciben las clases, se bautizan y luego se les acabó la mecha y se van. El diploma de bautismo no te hace salvo. Ser fiel a tu promesa de sepultar la naturaleza vieja, morir para el mundo y vivir para Cristo sí.

 

"Bienaventurados los que lavan sus ropas, para tener derecho al árbol de la vida, 

y para entrar por las puertas en la ciudad." Apocalipsis 22:14

 

 

 

 

Blog

Los mejores amigos del mundo

¡Cuán bueno es estar rodeado de buenos amigos! La Biblia habla muy poderosamente sobre la amistad y la importancia de tener amigos, especialmente en tiempos difíciles. En la actualidad las redes sociales están haciendo que muchas personas pierdan el concepto de "amistad" y crean que si tienen...
Leer más

Tenemos Victoria

Un fin de semana de victoria es lo que necesitas para que tus lunes sean increíbles!!! Este fin de semana ha sido de lo más completito: - Sábado 7:00 am, Oración en Coruña - Sábado 18:00 pm, Culto en Monforte (Lugo) - Domingo 11:00 am, Nuevo culto en Monforte (Lugo). Enseñanza sobre el...
Leer más

Menos es más

Hey hola mis queridas Antorchas! Hoy os dejo con una pequeña reflexión que dejé en mi página de Facebook (www.facebook.com/EliAntorcha) y que me apetecía compartir con vosotros.  Aquí os la dejo:  Ese momento en el que estás cantando una canción y te sobra la batería, te sobra el teclado,...
Leer más

Enamórate de mi.

Creo firmemente que cuando La Biblia dice en  (Proverbios 23:26) "Dame hijo mío tu corazón y miren tus ojos por mis caminos." lo que quiere decir de verdad es: Enamorate de mi. En otro pasaje en Lucas 18:18-24 se narra la historia de un jóven que quiere heredar la vida eterna y...
Leer más

Mi primer premio: Premio Dardos

    Hey hola mis queridas Antorchas! Hoy estoy muy contenta por recibir este premio virtual. Fui sorpendida pero muy agradecida por ello. Gracias a Raquel Prado de Lana Blanca  por este premio que se concede entre bloggers y reconoce la dedicación, la creatividad y el esfuerzo de...
Leer más

Experiencias igual a perspectiva

Desde hace más de tres años trabajo en el mismo sitio. Sé hacer el camino de mi casa al trabajo con los ojos cerrados (nunca se me ocurriría hacerlo puesto que voy en coche y hay unos 15 km). Trabajo en una zona de la ciudad relativamente nueva pero al estar llengo allí durante tanto tiempo ya...
Leer más

Yo creo a La Biblia

El domingo pasado mi hermano predicó en un pasaje bíblico precioso. Nos habló en Éxodo 14 cuando los israelitas cruzaron el Mar Rojo. ¡Qué grandísimo milagro! La Biblia narra que, estando el pueblo de israel acorralado (por un lado el ejército egipcio y por el otro el mar) Dios habló a Moisés y le...
Leer más

¿Qué lees tú?

Siempre he dicho, y siempre lo diré, que no hay un libro como La Biblia. Es mi libro favorito! Pero además de La Biblia en nuestro camino como cristianos, llenamos nuestras estanterías de otros libros que nos edifican.  Cada vez el abanico temático es mayor: De estudio, herméutica bíblica,...
Leer más

Y ahora ... jóvenes!

Casi tres meses sin escribir!!! En las últimas semanas he estado trabajando mucho en distintas áreas dentro de mi iglesia, pero creo que el trabajo con los jóvenes es la que he cogido con más fuerza.   Tenemos en la iglesia un grupo de jóvenes precioso que ya están sirviendo al Señor al 100%....
Leer más

Himnos de Gloria y Triunfo

La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, enseñándoos y exhortándoos unos a otros en toda sabiduría, cantando con gracia en vuestros corazones al Señor con salmos e himnos y cánticos espirituales. Colosenses 3:16 Desde que soy muy pequeña en mi casa y en mi iglesia cantamos himnos....
Leer más