Recurre al fabricante

La semana pasada me compré una cámara de vídeo nueva para hacer vídeos con más calidad. Por fin! Ya tenía ganas (no es la que yo quería pero bueno, era más baratilla). Cuando llegué a casa hice lo que creo que hacemos muchos cuando compramos algún electrodoméstico: ... usarlo!

Sé perfectamente que pensáis que eso es lo normal. Pero en realidad, ese tipo de productos vienen con un manual de instrucciones que, en teoría, tendrías que leer para conocer el producto y usarlo apropiadamente. Pero ¿cuántos lo hacéis? Sinceramente, muy pocas veces, por no decir nunca, me leo esos libros. ¿En qué se puede diferenciar un televisor de un microondas? ¿O una lavadora de un lavavajillas?  Todos estos aparatos tienen un botón de encendido y un programa. 

Pero a pesar de que creemos conocer estos aparatos siempre va a haber un momento en el que tenemos una dificultad técnica, algo interno que no alcanzamos a conocer. En ese momento buscamos desesperadamente " El Libro". Ahora, el manual de instrucciones que antes no servía para nada, años después pasa a ser el Santo Grial. Si tienes la gran suerte de encontrarlo, está incluso plastificado, tal y como venía el día que sacaste el artículo de su caja.

Ese manual tiene escritas cosas tan básicas que podríamos pensar que el fabricante está de broma. Por ejemplo, en el apartado de "Si el aparato no enciende" Entre las posibles soluciones que nos da está la de: "Compruebe que esté conectado a la fuente de alimentación."  Y otra más es "Compruebe que el aparato esté encendido."

Nos parecen cosas básicas pero si están ahí es por algo, seguro. 

Después de estudiar el manual y no encontrar la forma de hacer funcionar el aparato, le pedimos a un amigo que le eche un vistazo. Nuestro amigo  sabe de todo y es técnico de nada.  Después de destripar el aparato y no dar con el problema nos recomienda tirarlo y comprarnos uno nuevo. 

Pero no lo hacemos y, bueno, lo volvemos a intentar con nuestras fuerzas y, nada, sigue sin arreglo. 

De repente un día algún iluminado nos dice; "Oye, y porqué no lo llevas al fabricante?"

Eso es, esa es la clave! Quién mejor que su creador para arreglar cualquier problema interno del aparato?

En la mayoría de los casos el fabricante da con el problema. Él conoce el aparato y además tiene piezas de repuesto que encajan a la perfección. 

Dios es el creador de todo lo que vemos. Es el creador del hombre. Y cuando nos diseñó dió al hombre algunas pequeñas pautas a seguir. Pautas lógicas y sencillas. Pero el hombre desobedeció. A día de hoy el hombre dispone de un manual de instrucciones para vivir y para heredar la vida eterna. Pero el hombre, que cree conocerse bien nunca abrió ese Libro, La Biblia. 

La humanidad vive en pecado, perdida y herida pero intenta ir lamiendo sus heridas hasta que llega a tocar una parte que sólo El Fabricante (Dios) puede arreglar, el corazón. Jeremías 17:9 Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso ¿Quién lo conocerá? La respuesta a esa pregunta está en el manual. Jeremías 17:10 Yo Jehová, que escudriño la mente, que pruebo el corazón, para dar a cada uno según su camino, según el fruto de sus obras.

Él es el Único que te puede reparar, que te saca del mundo de pecado, te lava con su sangre y produce en tí tal cambio que vuelves a ser nuevo!

Enseña a tus hijos a leer La Biblia, a no deshechar El Manual por excelencia, para que cuando tengan alguna fisura en su corazón se acuerden siempre de recurrir al Fabricante. Proverbios 22:6 Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él.

Blog

En la intimidad ... te estudio.

Tengo dos sobrinas preciosas! Pero mi bendición es aun mayor; las veo casi todos los días. Vivir cerca de tus seres queridos es un regalo de Dios y por ellas aprendo muchas lecciones. El artículo de hoy lo he podido escribir gracias a ellas.  Como todos los niños, Noemí y Sara, desean ansiosas...
Leer más

El violín del Titanic

101 años después del hundimiento del Titanic, siguen saliendo a flote historias que nos sorpenden en la actualidad. Lo sucedido la madrugada del 14 al 15 de abril de 1912 habría sido contado de otra manera si en ese momento las más de 2200 personas que iban a bordo tuvieran acceso a las redes...
Leer más

4 Razones por las que tomarse una ducha

Tengo la suerte de vivir en un país donde el agua llega a mi casa a través de tuberías. (Gracias Dios por ello!) El agua es probablemente uno de los mayores bienes de los que disponemos y que en ocasiones no valoramos. Además es un símbolo espiritual precioso. El artículo que traigo hoy es un poco...
Leer más

Aprendiendo a saltar

              El otro día, mientras esperaba a alguien, se acercó un padre con su hija a una parada de bus próxima al lugar en el que yo estaba. La niña tendría poco más de año y medio. Parecía ya dominar el maravilloso arte de...
Leer más

¿Quién llegará más lejos?

Hola Antorchas! Hoy quiero presentaros una situación para que reflexioneis.  Imagina que un hombre va conduciendo y de pronto pincha una rueda del coche. El hombre sabe que ha pinchado, sabe como cambiar una rueda, tiene el material para cambiarla y además otra rueda de repuesto para hacer el...
Leer más

Feliz día de los sacrificados

Sí, lo sé, lo he titulado "sacrificados". Pero dime, ¿Cuál es la mayor muestra de amor? ¿Cómo sabes si estás enamorado/a? ¿Cómo sabes si alguien te quiere? No lo sabrás en una cena romántica. No lo sabrás al recibir los clásicos regalos tales como flores, bombones o peluches. Tampoco lo sabrás al...
Leer más

Mi página web!!!

Hey hola mis queridas antorchas! Pues sí. Yo soy la primera sorprendida y a la vez bendecida. Hace algo más de 8 años empecé un proyecto que me ha traído hasta aquí. En aquel entonces se me ocurrió escribir un boletín mensual interno para mi iglesia. Desde siempre me ha gustado mucho escribir y ese...
Leer más