Dolor al sembrar, alegría al recoger

"Los que sembraron con lágrimas, con regocijo segarán." Salmos 126:5

El trabajo en el campo es uno de los más sacrificados. El campo no entiende de festivos o de días libres; la tierra sigue su curso cada día y hay muchos enemigos para ella como animales, lluvias, heladas, granizos etc. Pero también el campo es muy agradecido. He comporbado que haces el esfuerzo de trabajar una vez y te devuelve de forma multiplicada (si ninguno de sus enemigos lo arruina). 

En su segunda carta a Timoteo, Pablo menciona el trabajo duro del labrador, quien para poder participar del fruto de la tierra debe trabajar primero. Ese primer contacto con la tierra es el peor por el tiempo de espera. En el momento en el que siembras la semilla no pasa nada; no son como las judías mágicas del cuento que crecían nada más enterrarlas. En la vida real el labrador tiene que esperar con paciencia y cuidar mucho lo que ha sembrado. Se debe preparar la tierra, cuidar que las aves u otros animales no se coman la semilla, regarla en su momento, cuidarla de las inclemecias del tiempo. Es un duro trabajo sin recompensa cercana. 

Pero pasan los días y las semanas y ya se empiezan a vislumbrar pequeñas ramitas verdes que ojo; ¡son muy apetecibles para los animales! Otra vez hay peligro de perderlo todo. Una vez más se protege pero ya con más ilusión, ya se ha visto algo, aún no se puede comer pero ya salió algo ahí; ¡Qué ilusión!

Finalmente la planta nace y comienza a dar fruto; y cuando empieza parece que no para. Hablo por ejemplo de los pimientos, judías o calabacines que una vez que arrancan no paran de producir. 

Y esa es la mayor alegría, ver que da mucho fruto. "En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y seáis así mis discípulos." Juan 15:8 Este año plantamos muchas cosas y como mencioné antes tuvimos mucho fruto para compartir con la familia y hermanos en la iglesia. A escepción de los tomates que los quemó una tormenta y repollos que se los comieron las aves podemos decir que tuvimos un buen año. 

El dolor de sembrar realmente se desvanece al recoger. Al ver el fruto de la tierra parece que te animas más para seguir trabajando para el próximo año. 

Este año en la iglesia queremos cumplir la gran comisión, sembrar la palabra de Dios, esa buena semilla.  Sabemos que el momento de la siembra tiene que ser doloroso y dificil pero también que la recogida sera un momento de alegría y de júbilo. Claro que hay un enemigo que quiere corromper lo plantado y destruir a esas pequeñas plantas que crecen pero en muchos casos esa semilla dará mucho fruto sin cesar. Mateo 13 parábola del sembrador. 

No te desanimes. El trabajo en el Señor no es en vano y a su tiempo veremos el fruto si no desmayamos. Sigue orando por esa persona. Sigue predicando aunque no te escuchen. Sigue dando testimonio en tu hogar. Un día verás el fruto. 

Quiero compartir con vosotros algunas fotos de la recogida del otro día. Mirad qué preciosidad, qué cara de felicidad al recoger el fruto de la tierra, al ver que valió la pena el trabajo. Si la tierra te recompensa ¿no crees que Dios lo hará mucho más?

"Irá andando y llorando el que lleva la preciosa semilla; más volverá a venir con regocijo, trayendo sus gavillas. " Salmos 126:6

 

Blog

Recurre al fabricante

La semana pasada me compré una cámara de vídeo nueva para hacer vídeos con más calidad. Por fin! Ya tenía ganas (no es la que yo quería pero bueno, era más baratilla). Cuando llegué a casa hice lo que creo que hacemos muchos cuando compramos algún electrodoméstico: ... usarlo! Sé perfectamente que...
Leer más

En la intimidad ... te estudio.

Tengo dos sobrinas preciosas! Pero mi bendición es aun mayor; las veo casi todos los días. Vivir cerca de tus seres queridos es un regalo de Dios y por ellas aprendo muchas lecciones. El artículo de hoy lo he podido escribir gracias a ellas.  Como todos los niños, Noemí y Sara, desean ansiosas...
Leer más

El violín del Titanic

101 años después del hundimiento del Titanic, siguen saliendo a flote historias que nos sorpenden en la actualidad. Lo sucedido la madrugada del 14 al 15 de abril de 1912 habría sido contado de otra manera si en ese momento las más de 2200 personas que iban a bordo tuvieran acceso a las redes...
Leer más

4 Razones por las que tomarse una ducha

Tengo la suerte de vivir en un país donde el agua llega a mi casa a través de tuberías. (Gracias Dios por ello!) El agua es probablemente uno de los mayores bienes de los que disponemos y que en ocasiones no valoramos. Además es un símbolo espiritual precioso. El artículo que traigo hoy es un poco...
Leer más

Aprendiendo a saltar

              El otro día, mientras esperaba a alguien, se acercó un padre con su hija a una parada de bus próxima al lugar en el que yo estaba. La niña tendría poco más de año y medio. Parecía ya dominar el maravilloso arte de...
Leer más

¿Quién llegará más lejos?

Hola Antorchas! Hoy quiero presentaros una situación para que reflexioneis.  Imagina que un hombre va conduciendo y de pronto pincha una rueda del coche. El hombre sabe que ha pinchado, sabe como cambiar una rueda, tiene el material para cambiarla y además otra rueda de repuesto para hacer el...
Leer más

Feliz día de los sacrificados

Sí, lo sé, lo he titulado "sacrificados". Pero dime, ¿Cuál es la mayor muestra de amor? ¿Cómo sabes si estás enamorado/a? ¿Cómo sabes si alguien te quiere? No lo sabrás en una cena romántica. No lo sabrás al recibir los clásicos regalos tales como flores, bombones o peluches. Tampoco lo sabrás al...
Leer más

Mi página web!!!

Hey hola mis queridas antorchas! Pues sí. Yo soy la primera sorprendida y a la vez bendecida. Hace algo más de 8 años empecé un proyecto que me ha traído hasta aquí. En aquel entonces se me ocurrió escribir un boletín mensual interno para mi iglesia. Desde siempre me ha gustado mucho escribir y ese...
Leer más