Aprendiendo a saltar

 

            El otro día, mientras esperaba a alguien, se acercó un padre con su hija a una parada de bus próxima al lugar en el que yo estaba. La niña tendría poco más de año y medio. Parecía ya dominar el maravilloso arte de “caminar”, es decir, que ya no se tambaleaba ni se caía fácilmente.  Pero estaba a punto de enfrentarse a una nueva prueba en su corta vida. 

            En el lugar donde estábamos había una acera que tenía un pequeño “escalón” de unos 3 cm. Muchos de nosotros ni siquiera lo notaríamos al dar unos pasos normales por ser tan poca cosa. Como digo, la gente que por allí pasaba no reparaba en este pequeño obstáculo. Pero nuestra protagonista, se empezó a fijar en él. Se acercó, lo miró, se agachó y entonces retrocedió. Tomó una larga distancia para iniciar su carrera hacia su obstáculo. Preparada; lista... YA! Salió corriendo pero a la hora de saltar (lo que para mi no se podía considerar un obstáculo) se frenó y se cayó al suelo.  El padre, ajeno a la gran prueba que estaba viviendo su hija, la ayudó a levantarse y siguió mirando el periódico mientras que el transporte no llegaba. 

            Pero la pequeña no cedió. Se acercó de nuevo a su objetivo y repitió los movimientos anteriores. Se agachó, lo tocó (como si lo estuviera midiendo) y se puso en pie con cara de preocupación. Se estaba dando cuenta de que ya sabía caminar pero aún no sabía saltar. Se alejó como la primera vez y en esta ocasión iba dando “saltitos”. (Me hizo muchísima gracia porque, era como si estuviera calentando).

            Emprendió su carrera y se fue hacia su objetivo con cara de la más concentrada atleta. 

            Yo estaba convencida de que era imposible tropezar ahí, por muy poco que saltara. 

            La pequeña corrió y elevó un pie por delante del otro pero no fue suficiente. Tropezó! Cómo podía tropezar! Yo no me lo podía creer. (Aunque esta vez no cayó, supo mantenerse en pie).

            Yo tenía ganas de animarla y decirle: “Venga, vamos, tú puedes, no te rindas ...” 

            La pequeña tenía un objetivo y cada vez estaba más cerca de conseguirlo. Al menos en esta ocasión contaba con que podría caer y fue más firme en su torpeza.

            Concentrada una vez más, retrocedió sin quitar ojo de su objetivo. Su carrera fue más firme y su cara era ya de “experta en saltos”. Levantó su pie y... Siiii, lo hizo! Lo saltó!  La niña empezó a correr de alegría, se agachó para mirar otra vez el escalón y no paraba de reír. Qué contenta estaba!


            Entonces comprendí que todos a lo largo de la vida nos enfrentamos a obstáculos de distintos tamaños. Algunos de ellos no son siquiera considerados una prueba para otros, pero si tú no lo puedes superar, para ti, si lo es. Tienes que hacerle frente las veces que haga falta, como la pequeña saltadora. 

            En ocasiones los que te rodean no reparan en que tú estás en plena prueba, y aunque lo vean con sus ojos, (como para ellos no es una dificultad) ni se fijan. 

             Pero, recuerda lo más importante; los ojos de Dios siempre te están mirando. Dios se goza en tu crecimiento y en tu superación. Pero para ver cómo te superas, en muchas ocasiones, tiene que dejarte solo/a delante de tu obstáculo para que madures. 

            Él cree en ti! Él te dice: “Venga, vamos, tú puedes, no te rindas ...”

Blog

Azúcar y Sal

¿Acaso alguna fuente echa por una misma abertura agua dulce y agua amarga? Santiago 3:11 Hace unos días estuve en casa de una amiga. Después de haber disfrutado de una rica merienda me invitó a un café. Cogí el bote del azucar y me serví una cucharada y media de azúcar. Al revolver y probar el...
Leer más

Independence day!

Ayer 4 de Julio  E.E.U.U celebraba su día de independencia. INDEPENDENCIA, menuda palabra! Son muchos los países que celebran el día de independencia como el momento histórico más importante de su país. Generalmente al ser humano le gusta sentirse independiente porque asociamos esa palabra con...
Leer más

A 3 metros del paso

El otro día iba conduciendo al trabajo cuando vi a un joven que estaba parado esperando para cruzar. La zona por la que iba es una larga recta pero límitada a 50 km. En el momento en el que vi al muchacho y puesto que yo no iba muy rápido levanté el pie del acelerador y me disponía a frenar cuando...
Leer más

Sirviendo al Señor

Hoy, como cada día me siento feliz. Muchas veces no tengo un motivo aparente para serlo, simplemente me despierto y soy feliz.  Pero hoy tengo además motivos: es mi 30 cumpleaños!  La Biblia dice que David comenzó a reinar con 30 años (2 Samuel 5:4). Y Jesús tendría esa edad también al...
Leer más

Mi SPA gratis

Hey hola mis queridas antorchas! Hoy he dado un "paseo" por facebook y al ver una de las publicaciones de un Pastor amigo me detuve a leerla.  Estaba agradecido por el culto del domingo y comentaba que el tema había sido "El agua de vida" y que podría paracer un tema extraño al tratarse de un...
Leer más

Lo primero que ven ... tú

Evangelismo,Buenas Nuevas, la Gran comisión, una misión que Dios no dio como encargo a ángeles o seres celestes, lo mandó directamente a nosotros, al hombre. (Marcos 16:15-18) No es una misión para pastores o líderes o personas con años de preparación bíblica. Todos los que hemos tenido un...
Leer más

El "momento click"

Este es un blog muy breve solamente explicandoos qué es, lo que yo he bautizado como, "momento click". Esto es algo que le sucede a las personas mientras predican, dirigen un culto, cantan una canción o testifican de Cristo a otras personas ya sea en la calle, en el instituto, en el trabajo... Como...
Leer más

¿Por qué vas a la iglesia?

  Hace aproximadamente un año y medio mis padres decidieron salir a caminar cada día. Muchas veces antes los médicos les habían recomendado dicha actividad para perder peso y mejorar su salud pero ellos no lo practicaban. Como digo, desde hace más de un año tomaron la decisión de salir a...
Leer más

Tú eres el instrumento

Me encanta la música! Desde muy pequeña me gusta cantar y tocar instrumentos musicales. [El cómo aprendí a tocar es  otra historia que ya os contaré].  Actualmente en mi iglesia toco la guitarra, pero dependiendo del día o de la canción toco otros instrumentos. En el altar suelo tener dos...
Leer más

Saca la basura!

Hey hola mis queridas Antorchas!  Puedes vivir en un pequeño ático, en un duplex, en un chalet a las afueras de la cuidad o en una caravana ... y siempre oiras esta frase: "Saca la basura!".  Se dice que cada familia es diferente, que en cada casa hay costumbres distintas y eventos...
Leer más