Aprendiendo a saltar

 

            El otro día, mientras esperaba a alguien, se acercó un padre con su hija a una parada de bus próxima al lugar en el que yo estaba. La niña tendría poco más de año y medio. Parecía ya dominar el maravilloso arte de “caminar”, es decir, que ya no se tambaleaba ni se caía fácilmente.  Pero estaba a punto de enfrentarse a una nueva prueba en su corta vida. 

            En el lugar donde estábamos había una acera que tenía un pequeño “escalón” de unos 3 cm. Muchos de nosotros ni siquiera lo notaríamos al dar unos pasos normales por ser tan poca cosa. Como digo, la gente que por allí pasaba no reparaba en este pequeño obstáculo. Pero nuestra protagonista, se empezó a fijar en él. Se acercó, lo miró, se agachó y entonces retrocedió. Tomó una larga distancia para iniciar su carrera hacia su obstáculo. Preparada; lista... YA! Salió corriendo pero a la hora de saltar (lo que para mi no se podía considerar un obstáculo) se frenó y se cayó al suelo.  El padre, ajeno a la gran prueba que estaba viviendo su hija, la ayudó a levantarse y siguió mirando el periódico mientras que el transporte no llegaba. 

            Pero la pequeña no cedió. Se acercó de nuevo a su objetivo y repitió los movimientos anteriores. Se agachó, lo tocó (como si lo estuviera midiendo) y se puso en pie con cara de preocupación. Se estaba dando cuenta de que ya sabía caminar pero aún no sabía saltar. Se alejó como la primera vez y en esta ocasión iba dando “saltitos”. (Me hizo muchísima gracia porque, era como si estuviera calentando).

            Emprendió su carrera y se fue hacia su objetivo con cara de la más concentrada atleta. 

            Yo estaba convencida de que era imposible tropezar ahí, por muy poco que saltara. 

            La pequeña corrió y elevó un pie por delante del otro pero no fue suficiente. Tropezó! Cómo podía tropezar! Yo no me lo podía creer. (Aunque esta vez no cayó, supo mantenerse en pie).

            Yo tenía ganas de animarla y decirle: “Venga, vamos, tú puedes, no te rindas ...” 

            La pequeña tenía un objetivo y cada vez estaba más cerca de conseguirlo. Al menos en esta ocasión contaba con que podría caer y fue más firme en su torpeza.

            Concentrada una vez más, retrocedió sin quitar ojo de su objetivo. Su carrera fue más firme y su cara era ya de “experta en saltos”. Levantó su pie y... Siiii, lo hizo! Lo saltó!  La niña empezó a correr de alegría, se agachó para mirar otra vez el escalón y no paraba de reír. Qué contenta estaba!


            Entonces comprendí que todos a lo largo de la vida nos enfrentamos a obstáculos de distintos tamaños. Algunos de ellos no son siquiera considerados una prueba para otros, pero si tú no lo puedes superar, para ti, si lo es. Tienes que hacerle frente las veces que haga falta, como la pequeña saltadora. 

            En ocasiones los que te rodean no reparan en que tú estás en plena prueba, y aunque lo vean con sus ojos, (como para ellos no es una dificultad) ni se fijan. 

             Pero, recuerda lo más importante; los ojos de Dios siempre te están mirando. Dios se goza en tu crecimiento y en tu superación. Pero para ver cómo te superas, en muchas ocasiones, tiene que dejarte solo/a delante de tu obstáculo para que madures. 

            Él cree en ti! Él te dice: “Venga, vamos, tú puedes, no te rindas ...”

Blog

Los mejores amigos del mundo

¡Cuán bueno es estar rodeado de buenos amigos! La Biblia habla muy poderosamente sobre la amistad y la importancia de tener amigos, especialmente en tiempos difíciles. En la actualidad las redes sociales están haciendo que muchas personas pierdan el concepto de "amistad" y crean que si tienen...
Leer más

Tenemos Victoria

Un fin de semana de victoria es lo que necesitas para que tus lunes sean increíbles!!! Este fin de semana ha sido de lo más completito: - Sábado 7:00 am, Oración en Coruña - Sábado 18:00 pm, Culto en Monforte (Lugo) - Domingo 11:00 am, Nuevo culto en Monforte (Lugo). Enseñanza sobre el...
Leer más

Menos es más

Hey hola mis queridas Antorchas! Hoy os dejo con una pequeña reflexión que dejé en mi página de Facebook (www.facebook.com/EliAntorcha) y que me apetecía compartir con vosotros.  Aquí os la dejo:  Ese momento en el que estás cantando una canción y te sobra la batería, te sobra el teclado,...
Leer más

Enamórate de mi.

Creo firmemente que cuando La Biblia dice en  (Proverbios 23:26) "Dame hijo mío tu corazón y miren tus ojos por mis caminos." lo que quiere decir de verdad es: Enamorate de mi. En otro pasaje en Lucas 18:18-24 se narra la historia de un jóven que quiere heredar la vida eterna y...
Leer más

Mi primer premio: Premio Dardos

    Hey hola mis queridas Antorchas! Hoy estoy muy contenta por recibir este premio virtual. Fui sorpendida pero muy agradecida por ello. Gracias a Raquel Prado de Lana Blanca  por este premio que se concede entre bloggers y reconoce la dedicación, la creatividad y el esfuerzo de...
Leer más

Experiencias igual a perspectiva

Desde hace más de tres años trabajo en el mismo sitio. Sé hacer el camino de mi casa al trabajo con los ojos cerrados (nunca se me ocurriría hacerlo puesto que voy en coche y hay unos 15 km). Trabajo en una zona de la ciudad relativamente nueva pero al estar llengo allí durante tanto tiempo ya...
Leer más

Yo creo a La Biblia

El domingo pasado mi hermano predicó en un pasaje bíblico precioso. Nos habló en Éxodo 14 cuando los israelitas cruzaron el Mar Rojo. ¡Qué grandísimo milagro! La Biblia narra que, estando el pueblo de israel acorralado (por un lado el ejército egipcio y por el otro el mar) Dios habló a Moisés y le...
Leer más

¿Qué lees tú?

Siempre he dicho, y siempre lo diré, que no hay un libro como La Biblia. Es mi libro favorito! Pero además de La Biblia en nuestro camino como cristianos, llenamos nuestras estanterías de otros libros que nos edifican.  Cada vez el abanico temático es mayor: De estudio, herméutica bíblica,...
Leer más

Y ahora ... jóvenes!

Casi tres meses sin escribir!!! En las últimas semanas he estado trabajando mucho en distintas áreas dentro de mi iglesia, pero creo que el trabajo con los jóvenes es la que he cogido con más fuerza.   Tenemos en la iglesia un grupo de jóvenes precioso que ya están sirviendo al Señor al 100%....
Leer más

Himnos de Gloria y Triunfo

La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, enseñándoos y exhortándoos unos a otros en toda sabiduría, cantando con gracia en vuestros corazones al Señor con salmos e himnos y cánticos espirituales. Colosenses 3:16 Desde que soy muy pequeña en mi casa y en mi iglesia cantamos himnos....
Leer más