Aprendiendo a saltar

 

            El otro día, mientras esperaba a alguien, se acercó un padre con su hija a una parada de bus próxima al lugar en el que yo estaba. La niña tendría poco más de año y medio. Parecía ya dominar el maravilloso arte de “caminar”, es decir, que ya no se tambaleaba ni se caía fácilmente.  Pero estaba a punto de enfrentarse a una nueva prueba en su corta vida. 

            En el lugar donde estábamos había una acera que tenía un pequeño “escalón” de unos 3 cm. Muchos de nosotros ni siquiera lo notaríamos al dar unos pasos normales por ser tan poca cosa. Como digo, la gente que por allí pasaba no reparaba en este pequeño obstáculo. Pero nuestra protagonista, se empezó a fijar en él. Se acercó, lo miró, se agachó y entonces retrocedió. Tomó una larga distancia para iniciar su carrera hacia su obstáculo. Preparada; lista... YA! Salió corriendo pero a la hora de saltar (lo que para mi no se podía considerar un obstáculo) se frenó y se cayó al suelo.  El padre, ajeno a la gran prueba que estaba viviendo su hija, la ayudó a levantarse y siguió mirando el periódico mientras que el transporte no llegaba. 

            Pero la pequeña no cedió. Se acercó de nuevo a su objetivo y repitió los movimientos anteriores. Se agachó, lo tocó (como si lo estuviera midiendo) y se puso en pie con cara de preocupación. Se estaba dando cuenta de que ya sabía caminar pero aún no sabía saltar. Se alejó como la primera vez y en esta ocasión iba dando “saltitos”. (Me hizo muchísima gracia porque, era como si estuviera calentando).

            Emprendió su carrera y se fue hacia su objetivo con cara de la más concentrada atleta. 

            Yo estaba convencida de que era imposible tropezar ahí, por muy poco que saltara. 

            La pequeña corrió y elevó un pie por delante del otro pero no fue suficiente. Tropezó! Cómo podía tropezar! Yo no me lo podía creer. (Aunque esta vez no cayó, supo mantenerse en pie).

            Yo tenía ganas de animarla y decirle: “Venga, vamos, tú puedes, no te rindas ...” 

            La pequeña tenía un objetivo y cada vez estaba más cerca de conseguirlo. Al menos en esta ocasión contaba con que podría caer y fue más firme en su torpeza.

            Concentrada una vez más, retrocedió sin quitar ojo de su objetivo. Su carrera fue más firme y su cara era ya de “experta en saltos”. Levantó su pie y... Siiii, lo hizo! Lo saltó!  La niña empezó a correr de alegría, se agachó para mirar otra vez el escalón y no paraba de reír. Qué contenta estaba!


            Entonces comprendí que todos a lo largo de la vida nos enfrentamos a obstáculos de distintos tamaños. Algunos de ellos no son siquiera considerados una prueba para otros, pero si tú no lo puedes superar, para ti, si lo es. Tienes que hacerle frente las veces que haga falta, como la pequeña saltadora. 

            En ocasiones los que te rodean no reparan en que tú estás en plena prueba, y aunque lo vean con sus ojos, (como para ellos no es una dificultad) ni se fijan. 

             Pero, recuerda lo más importante; los ojos de Dios siempre te están mirando. Dios se goza en tu crecimiento y en tu superación. Pero para ver cómo te superas, en muchas ocasiones, tiene que dejarte solo/a delante de tu obstáculo para que madures. 

            Él cree en ti! Él te dice: “Venga, vamos, tú puedes, no te rindas ...”

Blog

Bonus day (29 de febrero)

Al parecer hoy 29 de febrero de 2016 era un día especial. Desde la mañana Facebok me ha dicho que si quiero compartir con mis amigos este día especial y he pensado: "Pero por qué es especial???" Cada mañana al despertar es un momento precioso para agradecerle a Dios por el nuevo día. Pero resulta...
Leer más

Soy feliz

No sé si os ha pasado a vosotros alguna vez pero a mí muchas. Me despierto por la mañana y me doy cuenta de que soy feliz. Esta mañana fue una de esas mañanas en las que al levantarme me sentía extremadamente feliz. Me siento feliz como si fuera la mañana de navidad, o mi cumpleaños, o el día en el...
Leer más

Espinas y Flores

Ayer subí una foto a mi instagram con un texto que podría desarrollar aquí pero creo que no hace falta porque lo esencial y lo que quería expresar ya lo hice ... así que os dejo la foto y el texto aquí para todos aquellos que no tenéis instagram o que no me seguís por ese...
Leer más

SOMOS UNA FAMILIA

¡Mirad cuán bueno y cuán delicioso es habitar los hermanos juntos en armonía! Salmo 133:1 El otro día publiqué una foto en la página de facebook de EliAntorcha que os gustó a muchos. Fue una de las publicaciones que más hicísteis circular y muchos me hablastéis de ella, bien a través de facebook o...
Leer más

No temas, yo estoy contigo

No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.  Isaías 41:10 Hoy os traigo el segundo versículo con su correspondiente foto e historia.  Isaías 41 es un capítulo amado por...
Leer más

Aunque esté muerto, vivirá!

Hace unos días pedí a través de la página de facebook de EliAntorcha que participarais conmigo en un juego. Publicaba que todos los que quisieran podían dejarme escrito un texto bíblico. El motivo es que, revisando mis fotos, había varias que me gustaban y que pensé que sería bonito añadirles...
Leer más

Un día especial

Con motivo del 20 aniversario de mi iglesia se me ha dado por pensar en esos días especiales que vivimos como cristianos. Hay muchos días que se convierten en inolvidables e irrepetibles y que nos marcan. Para mí uno de esos días fue el día de mi bautismo.  Nací y me crié en la iglesia y...
Leer más

¿POR QUÉ NO RETROCEDEMOS?

Esta aventura a la que llamamos vida es en realidad una carrera de larga distancia. No son 100 metros en los que lo das todo y luego te vas para tu casa con la sensación de que "ya he cumplido." Es una carrera por etapas y de varios días. Unas veces corriendo y otras en bici y otras a nado. Con...
Leer más

Todos los días merecen ser celebrados!

Hey hola mis queridas Antorchas! Hoy en mi página de facebook he publicado algo que en principio iba a ser un pequeño pensamiento y al final resultó ser un poco más largo de lo que suelo publicar en mis redes sociales ya que para artículos más largos, blogs o estudios uso mi web. Lo cierto es que...
Leer más

Mi otro padre me quiere más

Hey hola mis queridas Antorchas! Hace unos días fue el cumpleaños de mi padre. De forma totalmente espontánea preparamos una especie de fiesta o celebración en su oficina. Era martes y justo coincidía que mis hermanos y yo estaríamos en la iglesia, y los martes es uno de esos días en que mi padre...
Leer más