¿Por qué vas a la iglesia?

 

Hace aproximadamente un año y medio mis padres decidieron salir a caminar cada día. Muchas veces antes los médicos les habían recomendado dicha actividad para perder peso y mejorar su salud pero ellos no lo practicaban. Como digo, desde hace más de un año tomaron la decisión de salir a caminar todos los días. 

Empezaron saliendo aproximadamente media hora cada noche. Al principio cuándo los veía salir pensaba que era una actividad sólo para ellos y yo no me consideraba necesitada de salir a caminar. Mientras ellos salían yo me quedaba en casa y siempre que llegaban lo hacían contentos porque un día más habían cumplido su propósito. 

No era consciente de que andar es bueno para el ser humano. No tienes que estar enfermo o tener sobrepeso para salir a caminar, es más, esto ayudará a prevenir enfermedades y el sobrepeso sea cual sea la edad.

No sé como o cuando pero un día me invitaron a salir con ellos y fui. La verdad es que me gustó. Salir a caminar con mis padres y aprovechar esa media hora hablando con ellos ... no hay nada mejor!

Al día siguiente volví a salir con ellos, y al siguiente y al siguiente. 

Al principio salíamos a un ritmo normal y pronto a los tres nos empezó a parecer poco la ruta de media hora que hacíamos, así que, empezamos a buscar otras rutas más largas.

Además de hacer un recorrido más largo también aumentamos nuestra velocidad de paso y nos equipamos para la lluvia y así poder salir no sólo cuando hacía buen tiempo. 

Cada vez me gustaba más caminar y me descargué una aplicación para el móvil que medía nuestra distancia y la velocidad a la que íbamos, entre otras cosas. 

Sin darme cuenta estaba saliendo a caminar cuando ellos salían y cuando estaba yo sola en casa. Me gustaba hacerlo, me gustaba caminar y mejorar mis tiempos. Ya no lo hacía por acompañar a mis padres, ahora lo hacía por mi.

Otras personas de nuestro entorno, como mis hermanos y amigos, nos veían salir cuando nos visitaban y empezaron a salir con nosotros.

Ahora ellos también salen en sus casas y tienen también la misma aplicación en el móvil y aprovechamos eventos en los que nos reunimos (el más reciente el cumpleaños de mi hermana) para salir todos juntos a caminar. 

Ya no sólo camino, he empezado a correr! Quién me lo diría! Empecé por acompañar a mis padres y ahora lo hago porque me encanta, me lo paso bien, me gusta superarme a mi misma.

Os llevaré esto a lo espiritual. 


Muchísimas personas aceptan a Cristo en su vida por una necesidad. Puede que les predicaran millones de veces pero el momento que les lleva a acercarse a Dios es una necesidad en sus vidas, en su hogar. Muchos no creen necesitar a Dios porque son jóvenes y están sanos.

Otros se crían en hogares cristianos, con padres cristianos que les han dado ejemplo pero sólo van a la iglesia para acompañar a sus padres. 

Tanto los que han llegado a la iglesia por necesidad como los que se han criado en ella necesitan encontrar ese momento en el que se den cuenta de que hacen lo que hacen porque les gusta, porque aman a Dios, no por una obligación del “médico” o por acompañar a papá y mamá.

Necesitan sentir el anhelo de ir a la iglesia aun cuando sus padres no vayan, de buscar “nuevas rutas” aumentar su tiempo de lectura bíblica, su tiempo de oración, descubrir que hay mucho más, ser fiel y constante en sus devocionales y compartirlo con amigos y familiares. (Juan 5:39)  

No se puede pretender correr 10 kilómetros cuando te cuesta caminar 1. No pretendas ser pastor cuándo aún no sabes ser oveja. Puede que empieces muy poco a poco pero si eres fiel en lo poquito que haces un día te despertarás y verás que ya corres! (Mateo 25:21)

Es ese el tipo de persona que necesitamos ver en las iglesias. Gente con pasión, que le encante servir a Dios y vivir para Él, que disfrute de cada minuto que pasa en la iglesia, que se superen e inspiren a otros. (Salmo 27:4) 

Puede que llegaras por necesidad o que nacieras en la iglesia pero lo que realmente importa es porqué te quedaste en ella.

Blog

Recurre al fabricante

La semana pasada me compré una cámara de vídeo nueva para hacer vídeos con más calidad. Por fin! Ya tenía ganas (no es la que yo quería pero bueno, era más baratilla). Cuando llegué a casa hice lo que creo que hacemos muchos cuando compramos algún electrodoméstico: ... usarlo! Sé perfectamente que...
Leer más

En la intimidad ... te estudio.

Tengo dos sobrinas preciosas! Pero mi bendición es aun mayor; las veo casi todos los días. Vivir cerca de tus seres queridos es un regalo de Dios y por ellas aprendo muchas lecciones. El artículo de hoy lo he podido escribir gracias a ellas.  Como todos los niños, Noemí y Sara, desean ansiosas...
Leer más

El violín del Titanic

101 años después del hundimiento del Titanic, siguen saliendo a flote historias que nos sorpenden en la actualidad. Lo sucedido la madrugada del 14 al 15 de abril de 1912 habría sido contado de otra manera si en ese momento las más de 2200 personas que iban a bordo tuvieran acceso a las redes...
Leer más

4 Razones por las que tomarse una ducha

Tengo la suerte de vivir en un país donde el agua llega a mi casa a través de tuberías. (Gracias Dios por ello!) El agua es probablemente uno de los mayores bienes de los que disponemos y que en ocasiones no valoramos. Además es un símbolo espiritual precioso. El artículo que traigo hoy es un poco...
Leer más

Aprendiendo a saltar

              El otro día, mientras esperaba a alguien, se acercó un padre con su hija a una parada de bus próxima al lugar en el que yo estaba. La niña tendría poco más de año y medio. Parecía ya dominar el maravilloso arte de...
Leer más

¿Quién llegará más lejos?

Hola Antorchas! Hoy quiero presentaros una situación para que reflexioneis.  Imagina que un hombre va conduciendo y de pronto pincha una rueda del coche. El hombre sabe que ha pinchado, sabe como cambiar una rueda, tiene el material para cambiarla y además otra rueda de repuesto para hacer el...
Leer más

Feliz día de los sacrificados

Sí, lo sé, lo he titulado "sacrificados". Pero dime, ¿Cuál es la mayor muestra de amor? ¿Cómo sabes si estás enamorado/a? ¿Cómo sabes si alguien te quiere? No lo sabrás en una cena romántica. No lo sabrás al recibir los clásicos regalos tales como flores, bombones o peluches. Tampoco lo sabrás al...
Leer más

Mi página web!!!

Hey hola mis queridas antorchas! Pues sí. Yo soy la primera sorprendida y a la vez bendecida. Hace algo más de 8 años empecé un proyecto que me ha traído hasta aquí. En aquel entonces se me ocurrió escribir un boletín mensual interno para mi iglesia. Desde siempre me ha gustado mucho escribir y ese...
Leer más