¿Quién te fascinó?

¡Oh gálatas insensatos! ¿Quién os fascinó para no obedecer a la verdad...? Gálatas 3:1

Me levanto de mañana, en un día que pinta ser normal. Me ducho, desayuno y salgo de casa como cada día. Pero este día es distinto, este día aunque es real me parecerá un sueño. Pensaré en este día durante semanas, repasando en mi mente lo sucedido procurando encontrar una explicación pero cada vez que lo intento mi cabeza parece explotar. No hay una razón explicable de lo que ha pasado... ¿Fue culpa mía? ¿Hice algo mal? ¿Tendría que haberme dado cuenta antes? Por semanas lloraré y me encontraré a mi misma sentada con la mirada perdida pensando que era todo un sueño, deseando despertar.  ¡Por favor, que alguien me pellizque! Pero la realidad me golpea y al final por mi mente solo pasa un pregunta: ¿Quién lo fascinó?

Así es como te sientes cuando tu hermano deja a Cristo y se va de la iglesia en pos de ... de.... ¡?.... de basura! 

Un domingo es  mi compañero en la lucha y al siguiente está en el bando contrario luchando contra mi, (no en la carne, pero si en el espíritu). Juego con él, me río, comparto viajes, aventuras, la vida; y de repente me dice que no me lleva con él porque a donde él va yo no puedo entrar. 

He vivido esa pesadilla demasiadas veces ya. Y siempre quiero pensar que será la última pero pasados unos años se repite. Son muchos los amigos y familiares que he "perdido" (oro con la esperanza de que un día regresen, algunos lo han hecho). 

El sábado salí a evangelizar y estando en el parque oí el sonido de una trompeta. Ese sonido fue la brújula que dirigió mis pasos hasta la siguiente persona a la que le daría una invitación para la iglesia. Cuando ya no solo era un sonido sino que además con mis ojos pude ver al trompetista me acerqué a él con respeto por lo que hacía. Cuando vió que yo no era una transeunte más que dejaba sus ojos fijos en él mientras caminaba rumbo a su destino sino que cada vez me acercaba más a él para tener una conversación dejó de tocar. –¿Qué; ensanyando, no? ¿En un piso no podrás ponerte a tocar así?  Él me contestó haciendo chistes y contestando al caso a lo que le había preguntado. Efectivamente, el parque era su lugar de ensayo. –No quiero interrumpir tu ensayo. –le dije –Soy de la iglesia evangélica y quería hacerte una invitación. Sonreía y movía la cabeza y el cuerpo como si se sintiera incomodado y me dijo: –Yo sé bien de eso, que la biblia dice: cuando la trompeta suene en aquel día final .... ¡Se puso a cantar uno de los himnos más populares del himnario! Aunque se puso a cantar, la verdad es que no estaba muy receptivo, pero sí le entregué el tratado y con un Dios te bendiga me despedí de él. Verónica, mi compañera de evangelismo me dijo: –Viste! Se sabía la canción! Igual es un apartado! 

Cuando veo gente así, o convivo con gente que se aparta del camino del Señor pienso: ¿Quién lo fascinó para no obedecer a la verdad? Fascinar significa: 1. Ejercer una atracción irresistible en alguien por sus cualidades extraordinarias. 2. Ejercer sobre una persona o animal un dominio irresistible con la mirada. El diccionario me ponía un ejemlo: "las serpientes fascinan a sus presas."  ¡Maravilloso ejemplo que los cristianos entendemos bien!

Adán y Eva vivían una relación estrecha con Dios y un día la serpiente los fascinó, les hizo cambiar la vida eterna  por una vida de pecado y sufrimiento. Un día estaban gozosos en el Edén y al día siguiente padeciendo en el destierro. 

"¿Tan necios sois? ¿Habiendo comenzado por el Espíritu, ahora vais a acabar por la carne?" Son palabras que Pablo no pudo evitar decir a los Gálatas. "¿Quién os fascinó para no obedecer a la verdad...?" Pablo no daba crédito y buscaba una explicación.

Si Adán y Eva fueron engañados; ¡el poder de atracción de la serpiente debe ser muy grande!

Amados, cada día nos enfrentamos en nuestras iglesias a pérdidas de este tipo. Historias de hermanos que fueron engañados, fascinados por la serpiente, cambiando la luz, el amor y el bienestar que les proporciona Cristo, por pecado, maldad y opresión pensando que van a un lugar mejor. 

Yo quiero que cuando la trompeta suene en aquel día final, y que el alba eterna rompa en claridad; cuando las naciones salvas a su patria lleguen ya y que sea pasada lista, allí quiero estar. Cuando allá se pase lista quiero poder responder feliz a mi nombre. Quiero poder decir: –He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe. Y recibir como respuesta: –Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor.

"He aquí, yo vengo pronto; retén lo que tienes, para que ninguno tome tu corona." Apocalipsis 3:11

Blog

Lamento de Jeremías - Por Lucía Vaamonde

Jeremías 20:7-13 Éste es uno de los pasajes de La Bilblia que más me gusta porque en estos versículos vemos la sinceridad de Jeremías. Aunque Jeremías estaba sufriendo, no se olvidaba de que Dios estaba con él "como poderoso gigante" y así como estaba con Jeremías está hoy con nosotros.  Cada...
Leer más

La misión del cristiano - Por Verónica da Silva

La gran Misión del Cristiano es llevar la buenas nueva de Salvación, es un cometido que todo aquel que es nacido de nuevo debe hacer. Para el Cristiano el evangelizar tiene que ser algo primordial en su vida no verlo como algo pesado si no motivo de alegría poder llevar y...
Leer más

Proyecto 365 - Mis 34

Como muchos sabréis mi vida está llena de retos y aventuras. Me gusta probarme a mi misma y proponerme cosas nuevas. Con motivo de mi 34 cumpleaños llegó un nuevo reto a mi vida. Hace tiempo que tenía ganas de hacer un 365. ¿Qué es un 365? Es un proyecto fotográfico que consiste en hacer 365...
Leer más

Ocho

"Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos." Mateo 18:20 Como sabéis empezamos una obra en Santiago de Compostela y de momento lo único que tenemos allí es un punto de misión. Todavía no hay iglesia, nuestro propósito allí es evangelizar todo lo que...
Leer más

¿Quién te fascinó?

¡Oh gálatas insensatos! ¿Quién os fascinó para no obedecer a la verdad...? Gálatas 3:1 Me levanto de mañana, en un día que pinta ser normal. Me ducho, desayuno y salgo de casa como cada día. Pero este día es distinto, este día aunque es real me parecerá un sueño. Pensaré en este día durante...
Leer más

Jesús y los niños - Por Sara Lozano

Hace unos días Dios puso en mi corazón el pedirle a mi sobrina más pequeña que participara con una colaboración para EliAntorcha. Sara sólo tiene 9 años pero los niños son capaces de reflexionar y de hacernos pensar. No quise limitarla en el tema que ella quisiera compartir y sólo le dije que...
Leer más

El amor y la amistad verdadera - Por Verónica Da Silva

        Cuando hablamos del Amor y la Amistad pensamos ¡A ya yo se que es la amistad y el amor¡ ¿ Pero realmente sabes amar?  Yo creía que sabia Amar pero realmente cuando Dios llego a mi vida me di cuenta de que no era cierto, ya que amar a una persona es mas que...
Leer más

Reflexiones - Por Florentina Arreola

Jesús nos llamó. Vino a ti y a mi súbitamente. Nos revelo quien es Él. Salimos de donde estábamos sin saber en ese momento lo que sería de nuestra vida. A medida que pasamos tiempo en sus enseñanzas y caminamos siguiéndolo obtenemos la seguridad de que Él si sabe lo que está haciendo en nuestro...
Leer más

Evangelismo

"Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura." Marcos 16:15 Sencillo, claro, directo y fácil... Una misión; predicar el evangelio. Jesús enseñó a sus discípulos. Les dió ejemplo con su propia vida. No se dedicaba a hablar sino que actuaba. Su ministerio destaca...
Leer más

365 PÁGINAS

Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús. Filipenses 3: 13-14 Hey hola mis queridas antorchas!!! Feliz año...
Leer más